¿Por qué no matar a la vieja? (o una entrada sobre los imperativos de la moralidad)

Gran entrada! Sólo eso, no hace falta mayor introducción.

Los sueños de un visionario

En Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski, el protagonista, Raskólnikov, escucha a dos hombres jóvenes, un estudiante y un oficial, en una cantina, discutir acerca de una vieja usurera a la que, coincidentemente, acababa de conocer. El estudiante le dice al oficial que “sería capaz de matar y robar a esa maldita vieja sin el menor escrúpulo de conciencia” (Dostoiesvki 1996: 138).

Por supuesto que lo dice en broma, aclara el estudiante, mas no deja de considerar la situación de la siguiente forma: con todo el dinero de la “vieja estúpida, insensata, mísera, malvada y enferma”, que maltrata hasta a su propia hermana y “le hace daño a todo el mundo”, podrían salvarse muchas “vidas jóvenes y sanas cuyas fuerzas se pierden por falta de apoyo” (Dostoiesvki 1996: 139). Él no sería capaz, pero le parece justo hacerlo.

El oficial le responde: “si tú no te decides a hacerlo, no…

View original post 561 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s