Objetivo de la página

Antes del texto de Deleuze y también algo motivado por él …

 Cuando me empecé a cuestionar la realidad, a cuestionar mi realidad, mis pasos, mi entorno, mi contexto; veo, no sólo lo que señala Deleuze, la estupidez e ignorancia por doquier sino también determinaciones. Veo opresión (y lo peor es que no muchos oprimidos logran verla o sentirla, por eso más que nunca hay que recordar a Marx cuando decía “hay que añadirle a la ignominia la conciencia de la ignominia”), veo condicionamiento burdo, agresivo, en masa. Veo como se comen unos a otros por nada, por espejitos de colores.
Por eso, y siendo breve, pensé: “aliename esta”.
¿Es vulgar? Sí.
¿Es agresivo? Quizás.
¿Es necesario? Definitivamente. Para pensar esta realidad hay que embarrarse, hay que sentir, hay que pensar, hay que ser viseral. Por eso elegí este texto de Delueze para que me ayude, por lo menos, en uno de los sentidos, a plasmar el objetivo de la página.
Ahora sí, el breve texto de Gilles Deleuze:
¿Para qué sirve la Filosofía?

“Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz. La filosofía no sirve al Estado, ni a la Iglesia, que tienen otras preocupaciones. No sirve a ningún poder establecido. La filosofía sirve para entristecer. Una filosofía que no entristece o no contraría a nadie no es una filosofía. Sirve para detestar la estupidez, hace de la estupidez una cosa vergonzosa. Sólo tiene un uso: denunciar la bajeza en todas sus formas. ¿Existe alguna disciplina, fuera de la de filosofía, que se proponga la crítica de todas las mixtificaciones, sea cual sea su origen y su fin? Denunciar todas las ficciones sin las que las fuerzas reactivas no podrían prevalecer. Denunciar en la mixtificación esta mezcla de bajeza y estupidez que forma también la asombrosa complicidad de las victimas y de los autores. En fin, hacer del pensamiento algo agresivo, activo, afirmativo. Hacer hombres libres, es decir, hombres que no confunden los fines de la cultura con el provecho del Estado, la moral, y la religión. Combatir el resentimiento, la mala conciencia, que ocupan el lugar del pensamiento. Vencer lo negativo y sus falsos prestigios. ¿Quien, a excepción de la filosofía, se interesa por todo esto?. La filosofía como crítica nos dice lo más positivo de sí misma: empresa de desmitificación. Y, a este respecto, que nadie se atreva a proclamar el fracaso de la filosofía. Por muy grandes que sean la estupidez y la bajeza serían aún mayores si no subsistiera un poco de filosofía que, en cada época, les impide ir todo lo lejos que quisieran…pero ¿quién a excepción de la filosofía se lo prohibe?”

-Gilles Deleuze-

Advertisements

2 comments

  1. cgerarduzzi · January 1, 2016

    hola. gracias por visitar mi blog. comparto tu propuesta. muy interesante

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s